22 feb. 2013

Almejas con jamón y gambas


Las almejas con jamón y gambas es todo un manjar, para disfrutar con los amigos, en familia, como primer plato, para picar...  Estas almejas hace tiempo que las hice y tenía la receta olvidada sin publicar. Bueno, al fin me he acordado. Espero que os guste mi manera de hacerlas, que quizás no sea la mejor, pero salen muy buenas.
Yo he utilizado: 1 kilo de almejas, 1/2 kilo de gambas (yo usé langostinos), 1 vaso de vino blanco, 3 dientes de ajo en láminas, 1 cucharada de harina, aceite de oliva, taquitos de jamón. (Las cantidades pueden variar dependiendo del número de comensales, yo las hice para 9 personas como parte de un picoteo)
Cómo hacerlas: 
Dejamos un día entero las almejas en agua con un poco de sal para que suelte toda la arena. Después las enjuagamos y dejamos apartadas. En una sartén con una pizca de agua coloco las almejas escurridas y dejo que se abran, a medida que se van abriendo las voy sacando, no hay que dejar que se cuezan del todo. Las que no se abren suele ser porque tienen fango, así que mejor tirarlas. Con este proceso o bien las utilizas sin temor de que estropeen el guiso con la arena o bien puedes congelarlas  (con el jugo que sueltan en la sartén) para otro día sin temor de que se nos estropeen.
En otra sartén con aceite caliente echamos los dientes de ajo laminados, sin dejar que cojan color echamos los taquitos de jamón y segundos después las almejas (sin el jugo, lo utilizaremos más tarde).
Añadimos una cucharadita de harina, se cocina un poco pero cuidando que no se nos queme. Agregamos el vino, dejamos que de un hervor y añadimos a continuación un poco del jugo de las almejas que previamente habremos colado con ayuda del colador. Añadimos las gambas peladas o los langostinos y dejamos reducir la salsa un poco. Probamos de sal por si es necesario corregir y ya están listas.


6º PREMIO. (Premio Liebster Blog)


Parece mentira que mi pequeño blog tenga ya otorgados 6 premios, yo estoy que no me lo creo. Lo que en un principio surgió con ánimo de poder compartir con alguien más las pequeñas cosas que me gustan, está poco a poco creciendo y al parecer está gustando. Ya he conseguido mucho más de lo que pretendía, a todos, muchas gracias. Y gracias también en especial a Mª Carmen, del blog "un bocado de cielo", por darme este premio. Para quienes no la conozcan decirles que se tomen un minuto y visiten su blog, un blog que va creciendo como la espuma y donde encontrarán verdaderos "bocados de cielo".

Bueno, pues este es el premio. 


Ahora me toca regalárselo a 5 blogs con menos de 200 seguidores, la verdad que la elección es difícil porque todos se lo merecen. Pero bueno si esas son las reglas... Mis candidatos son: (Espero que los visitéis, les hará más ilusión que el premio, os lo aseguro)







Gracias Carmen una vez más. 

18 feb. 2013

Cupcakes con crema de chocolate. (2º Intento)


Bueno pues parece que estos me quedaron mejor. Quizás porque los hice con más cariño. Y es que fueron para celebrar el día de San Valentin, claro que también influyó que no tuve problemas con la manga pastelera como la vez anterior. La crema de chocolate que he utilizado en esta ocasión no lleva queso en crema, a mi me ha gustado más así, pero bueno, eso ya depende de cada uno. Para gustos los colores.


Para hacer estos cupcakes vais a necesitar: 300 gramos de harina, 250 gramos de azúcar, 3 huevos, 1 vaso de aceite, 1/2 vaso de leche, 1 sobre de levadura en polvo, ralladura de un limón y una pizca de sal. Para la crema de chocolate vais a necesitar: 3 tabletas de chocolate con leche (yo utilicé chocolate nestlé), 200 gramos de nata líquida (un brick pequeño) y 50 gramos de mantequilla.
Elaboración:Calentamos la nata hasta que empiece a hervir. Apartamos del fuego y le añadimos el chocolate troceado, removemos hasta que se derrita, con el calor se disuelve pronto, pero si se necesita se calienta un poco, cuidando de que no se nos queme el chocolate. Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y batimos hasta que quede una mezcla homogénea. Dejamos enfriar un poco y metemos en la nevera para que coja cuerpo. Calentamos el horno a unos 130 grados y preparamos unos moldes de papel rizado sobre una bandeja de horno. En un bol grande montamos las claras de huevo a punto de nieve añadiéndoles una pizca de sal. Incorporamos lentamente las yemas, el azúcar y removemos suavemente. Agregamos el aceite, la leche, la ralladura del limón y, por último, la harina mezclada con la levadura. Llenamos los moldes hasta la mitad con la ayuda de una cuchara y metemos en el horno suave hasta que doren. Dejamos enfriar.
 Después decoramos los cupcakes  con la crema de chocolate y en esta ocasión, como los hice para el día de los enamorados, utilicé azucarillos en forma de corazón. Los Wrappers y la cajita para cupcakes que hice los utilicé para el regalo. Así quedó. Un regalito muy dulce que espero os guste.



13 feb. 2013

Ideas para San Valentin (o para cuando tú quieras)

Aunque no necesitas de un día especial para decir te quiero, ¿a quién no le gusta un detalle? Estas ideas que os dejo y que he encontrado navegando por Internet son detalles para regalar el 14 de febrero o cuando más os apetezca. Son ideas sencillas, originales, hechas por uno mismo (que con los recortes que sufrimos... siempre viene bien tener ideas como estas). Así que nada, aquí las dejo por si os gustan. Ah, y no os olvidéis  decir te quiero todos los días, ya que nunca sabemos hasta cuando podremos decirlo. Feliz día de San Valentin. 

Idea número 1. Para los más madrugadores: unas tostadas de pan con forma de corazón para rellenar con lo que más le guste. Solo hay que cortar el pan de molde con forma de corazón, tostar las rebanadas y poner en ellas lo que os apetezca. Eso sí, hay que levantarse unos minutos antes que la persona a la que queramos sorprender. Algo nos tenía que costar no?.


Idea número 2. Para los más juguetones: ¿Qué os parece este "tres en raya" realizado con corazones de fieltro? 

El tablero es una cartulina recortada en forma de corazón que si queréis podéis plastificar para que no se estropee.
Idea número 3. Para los más dulces: ¿Se podrá resistir a unos cupcakes como estos? recetas de cupcakes podéis encontrar miles, una vez hechos se pueden decorar con corazones de gominolas, corazones de fondant, con toppers realizados en cartulina, etc. (Imaginación al poder)



Idea número 4. Para los más creativos: unas tarjetas hechas con mucho gusto.  Los corazones son de fieltro al que se le han cosido unos botones, después se han pegado sobre la tarjeta. El mensaje... eso dependerá de vosotros.


Idea número 5. Para los "salaos". Aquí me voy a permitir presentaros mi sugerencia del año pasado. Si os gusta pinchar aquí.


Idea número 6. Para los que están a dieta. Alegrarles el día no cuesta tanto. 


Espero que os gusten. Si queréis ver más ideas podéis entrar aquí. 

12 feb. 2013

CAJA PARA DOS CUPCAKES


Aunque en determinados comercios se venden e incluso por Internet,  en esta entrada os voy a enseñar lo fácil que es construir nuestras propias cajitas para transportar cupcakes, en este caso  para dos. Son fáciles y económicas (como casi todas las manualidades que os enseño). No solo os van a servir para transportar los cupcakes  de un lugar a otro sin que se estropeen por el camino, también es una bonita caja para regalar unos estupendos pastelitos a alguien especial. Por ejemplo en San Valentin, ¿os imagináis cómo quedaría esta caja con unos corazones de cartulina (flores secas, un bonito lazo o lo que se os ocurra para adornar la caja) pegados sobre la tapa y con unos deliciosos cupcakes dentro?
 Para los interesados en hacerla, necesitarán: Cartulina del color que más os guste (podéis combinar varios colores, por ejemplo la caja blanca y la tapa de color rosa, en fin,  imaginación al poder), también necesitareis una regla, lápiz, goma de borrar, papel de acetato, tijeras, cola, pinzas para la ropa, cutter, un punzón de plástico (al no tener el pincho metálico, nos sirve para señalar las líneas, para que sea más fácil de doblar).
Cómo hacerla: Sobre la cartulina tenéis que medir y dibujar el siguiente esquema. No marcar mucho las líneas con el lápiz ya que después las borraremos y no queremos que el trabajo nos quede sucio.


























Son las medidas que yo he utilizado. Para hacer los círculos de la plataforma que se tienen que recortar he utilizado la base de una capsula para magdalenas solo que lo he agrandado un poquito más. Las pestañas de la plataforma tienen una altura de un centímetro aproximadamente. Pero eso dependerá de si queremos que estén más o menos altos nuestros cupcakes.
Una vez dibujadas todas las partes de la caja, se recortan las distintas piezas. Con ayuda del punzón y la regla repasamos todas las líneas, para que nos sea más fácil doblar la cartulina. Cuando tengamos repasadas todas las líneas borramos las huellas de lápiz. Y comenzamos a montar la caja. 


Para montar la primera pieza (CAJA), vamos doblando la cartulina por las líneas marcadas, las líneas naranjas del esquema se doblan hacia adentro, como si fuese un sobre y se pegan con cola, lo sujetamos con pinzas y dejamos secar. 


Hacemos lo mismo con la siguiente pieza. Yo he recortado con ayuda del cutter una ventana y le he pegado papel de acetato, para que se pueda ver lo que hay en el interior (esto es opcional, pero así queda más bonita). No hay que preocuparse por la cola, cuando seca no se ve. También he recortado los bordes con unas tijeras de esas que hacen piquitos para que quede más bonita.


Para construir la plataforma solo hay que doblar las pestañas, cuando la metemos dentro de la caja se queda totalmente encajada.





 Bueno pues ya veis el resultado, queda mona no??
Espero que os guste.

3 feb. 2013

Envoltorios para cupcakes. (Cupcake Wrapper)

Se llama wrapper ( en mi pueblo envoltorio) a lo que ponemos alrededor del cupcake una vez horneado. En el mercado podemos encontrar un sin fin de modelos para "vestir" a nuestros cupcakes según la ocasión (cumpleaños,  bodas, bautizos, comuniones, halloween, navideños...) Su única función es decorar más si cabe nuestros pastelitos. Quedan preciosos para hacer un  regalo o para decorar una fiesta. Pero no sé si merece la pena comprar algo así (no son baratos si tenemos en cuenta para lo que es) por muy bonitos que sean, solo para adornar un pastelito. En esta entrada os animo a que si os gusta, hagáis vuestros propios Wrappers con materiales que seguro son mucho más baratos y que podemos tener por casa. Es una manualidad muy sencillita y que podéis personalizar a más no poder. Veréis: 
Vamos a utilizar: una cápsula de papel de las que utilizamos para hacer magdalenas, tijeras, un lápiz  cola blanca o pegamento en barra y cartón (podéis coger el de los cereales). Para hacer los envoltorios podemos utilizar cartulinas, goma eva que nos haya sobrado de otras manualidades, blondas de papel que tengamos sin usar, papel de regalo... Yo he utilizado en esta ocasión cartulinas que tenía en casa. 
 Cómo se hacen: 
Recortamos  la cápsula como veis en la imagen.


2º Cogemos el arco de papel (es lo que nos va a servir para hacer un patrón) y lo traspasamos a un cartón donde copiaremos su silueta dándole una forma algo más amplia.  Este patrón nos va a servir para realizar todo tipo de envoltorios. Sólo hay que colocarlo sobre el papel o cartulina que vayas a utilizar, repasar su contorno con un lápiz y recortar. Para la parte superior del envoltorio he utilizado unas tijeras que hacen piquitos.


3º Por último, solo hay que pegar los extremos del arco para formar nuestro propio Wrapper. Yo he utilizado cartulina de otro color para decorarlo, tú puedes utilizar todo lo que por tu imaginación pase. Así quedaron los míos. 



 Espero que os guste.