12 may. 2012

Paté de Jamón

Esta receta es la primera vez que la hago pero seguro que no será la última, porque a parte de ser muy sencilla, rápida y económica, nos ha gustado mucho en casa. Y es que para un desayuno con el pan recién tostadito...
Sólo necesitas: 200 gramos de jamón cocido, 100 gramos de jamón serrano (esto solo es opcional, si no tienes en casa, puedes añadir entonces 300 gramos de jamón cocido), 1 huevo, 100 ml de nata, mantequilla y sal.
Preparación: picamos el jamón cocido, el jamón serrano, con ayuda de la batidora mezclamos los trocitos de jamón con el huevo, la nata y una pizca de sal. Untamos un molde con  mantequilla, lo rellenamos con la mezcla y lo metemos en el horno precalentado al baño María, durante unos 40 minutos a 200º. Lo  sacamos y dejamos enfríar antes de meter en la nevera. ¡Listo para untar en el pan! Espero que os guste.

11 may. 2012

Bizcocho 1,2,3 con chocolate

Es un bizcocho sencillo, pero  muy esponjoso y tierno, con el chocolate quedó de puro vicio. Si os apetece probarlo aquí os dejo la receta.
Ingredientes que necesitas:
- un yogur de limón.
- una medida (utilizando el vasito de yogur) de aceite.
- dos medidas de azúcar.
- 3 medidas de harina.
- 3 huevos.
- 1 sobre de levadura.
- mantequilla.
- harina.
- 3 tabletas de chocolate con leche (yo utilicé chocolate nestlé, pero podéis utilizar el que más os guste)
- 200 gramos de nata líquida (un brick pequeño)
- Para decorar utilicé fideos de colores y "un intento de lazo y estrellitas con fondant de nubes" (es la primera vez que lo hago, la receta la tomé del blog de Trini Altea, que lo explica muy bien con su paso a paso), pero ya os digo, fue todo un experimento. Aunque creo que no me quedó tan mal, ¿no?
Elaboración:
En un bol batimos los 3 huevos y el azúcar. Añadimos la harina y la levadura, mezclamos todo muy bien. Agregamos el yogur y el aceite y volvemos a batir bien. Vierte la mezcla en un molde untado con mantequilla y harina y mételo al horno a 170º durante 35 o 40 minutos, todo dependerá de la potencia de nuestro horno. Para asegurarnos de que esté cocinado, pinchamos con  un cuchillito y si sale totalmente limpio lo tenemos terminado. Lo dejamos enfriar y mientras preparamos el chocolate. En un cazo calentamos la nata y antes de que empiece a hervir, retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado, para fundirlo mejor, vamos removiendo y si vemos que necesita algo más de calor lo ponemos nuevamente al fuego, con cuidado de no quemarlo. Una vez fundido el chocolate, añadimos una cucharadita de mantequilla y mezclamos bien. Después dejamos enfriar y metemos en la nevera para que se cuaje un poco. Quedará cremoso, no endurecerá. Por último desmoldaremos el bizcocho, lo cortaremos por la mitad y pondremos como relleno una capa de chocolate fundido, con el resto del chocolate vamos a cubrir nuestro bizcocho, estirándolo y aplanando con ayuda de una espátula. Después decorar como más os guste. El mio quedó así. Lo llevé a casa de mi madre para merendar con ella, bueno allí nos reunimos unos cuantos, y me olvidé de hacer una foto al corte para que viéseis como quedaba por dentro, bueno en otra ocasión será. Sólo os digo que no quedó ni migas. Espero que os guste.