16 feb. 2012

Mi receta de San Valentín

Aunque con un poco de retraso aquí está. La idea la tomé de PequeRecetas . Los ingredientes que necesitas variarán según el relleno que utilices. Para la mía utilicé: una lámina de masa de hojaldre, jamón cocido, queso en lonchas y un huevo. Como no tenía un molde para hacer el corazón, utilicé cartulina. Dibujé la forma, la recorté y con ayuda de un cuchillo hice la forma sobre la masa. La verdad es que no me quedó mal.
Cómo se hace: como veréis es algo sencillísimo, porque la masa ya está hecha. La forma del corazón la tienes que dibujar sobre la masa dos veces, en uno de los corazones puedes hacer un corazón más pequeño y extraerlo, sobre el otro corazón pones el relleno que elijas y lo tapas con la masa que has agujereado. Lo cierras todo bien con ayuda de un tenedor (como la masa de empanadillas), puedes decorarlo con pequeños corazones de hojaldre, le untas huevo y al horno a media altura hasta que suba y dore un poco.

No es preciso esperar a San Valentín para sorprender a alguien con un bonito gesto.
Espero que os guste.

7 feb. 2012

Regalos para San Valentín (o para un día cualquiera)

Con los tiempos que están corriendo, más de uno estará pensando en recortar gastos. Llega San Valentín, que para algunos es una tontería, solo una manera más de que los comercios se enriquezcan. Pero ¿a quién no le gusta tener un detalle con las personas a las que quiere? Y sí, les doy la razón de que no hay que esperar a que llegue un día en concreto para demostrarlo, se debe demostrar todos los días. Pues sea cual sea nuestra postura, a favor o no de celebrar San Valentín, os dejo algunas ideas que he encontrado navegando por Internet  y que me han parecido interesantes, para regalar ese día o cualquier otro. Ir apuntando ideas si os gustan. Como vais a poder ver son económicas y muy bonitas.
1ª Idea, para aquellos a los que les gusta devorar libros. Marcapáginas.
Materiales: cartulinas de colores, tijeras, lápiz, pegamento.
Elaboración: traza con un lápiz las diferentes formas. En primer lugar, una rectangular que será la base del marcapáginas; después, haz una plantilla para los corazones y recórtalos en diferentes colores. Para finalizar, pégalos. Si lo deseas, puedes confeccionar una plantilla con la palabra "Love" y seguir el mismo procedimiento que con los corazones.
2ª Idea, para los más románticos: Piruletas de San Valentín
Necesitas solo unos recortes de cartulina rosa y verde y piruletas (tantas como desees regalar). Con los recortes de cartulina haremos corazones y unas hojitas que pegaremos a las piruletas a modo de flor, como se ven en la foto. Esta es una manualidad para niños, pero no me digáis que no os gustan. Por detrás de cada corazón podeis escribir los mensajes que se os ocurran. Y recordar que las golosinas no son solo para niños.


3ª Idea, para los más clásicos. Tarjeta de San Valentín con botones.
Materiales:1 rectángulo de cartulina
Botones de todos los tamaños
Lápiz
Pegamento
Marcador rojo
Paso a paso:Comienza por doblar el rectángulo de cartulina a la mitad. En aquella cara de la tarjeta que quedará hacia arriba, traza el contorno de un corazón, marcando levemente con el lápiz.
Luego, toma los botones y comienza a acomodarlos dentro del contorno, tomando en conjunto la forma del corazón. Acomoda bien los botones, cambiándolos de lugar todo lo que necesites. Cuando estén a tu gusto, pégalos.
Los botones pueden ser de un mismo color, pero quedará mejor si combinas tonos de rojo con blanco, y también puedes combinar las formas de botones.
Cuando termines de pegar los botones, escribe debajo del corazón algún mensaje como el de la foto. Dentro puedes escribir alguna frase de amor, algún poema, lo que desees decir en ese momento.
Esta tarjeta es muy, muy original.
4ª Idea, para los buenos comensales. La imaginación y la magia en la cocina. Cosas tan deliciosas como estas son las que he encontrado, no todo tiene por qué ser tartas, galletas y bombones:

Tostadas de San Valentín para comenzar bien el día. Solo hay que cortar el pan de molde en forma de corazón, tostar y untar con lo que más le guste.


Ensaladilla de San Valentín. Cuando la tengamos hecha, antes de adornar y con mucha paciencia vamos dando la forma de corazón. Luego se adorna como más nos guste, seguro que conquista a más de uno/a.


Corazón de sandwich. Antes de preparlo con lo que más nos guste hay que cortar las rebanadas de pan en forma de corazón, lo demás al gusto.


Estas son algunas de las ideas que he encontrado, pero hay muchísimas más, os animo a que busquéis la que más os guste. Ya veis que para decir te quiero no es necesario mucho. A veces solo basta con decirlo en el momento más oportuno, pero si queréis decirlo con algo más...

6 feb. 2012

DÍA DE LOS ENAMORADOS, SU ORIGEN

 Se acerca el día de los enamorados y por ese motivo realizo esta entrada en mi blog, que espero os guste. Para algunos ese día es sinónimo de venta asegurada, pero para los más románticos es sinónimo de expresión de sentimientos, que aunque podamos decir te quiero durante todo el año, en este día a nadie le amarga un caramelo ¿o sí? De todas formas, a mi me parece que este día nos ayuda a recordar que es importante decir te quiero a todas las personas que son importantes en nuestra vida, a todos ellos dedico mi entrada.
Existen diversas teorías sobre el origen del Día de los Enamorados:
  •                        En los países nórdicos es durante estas fechas cuando se emparejan y  aparean los pájaros, de ahí que este periodo se vea como un símbolo de amor y de creación.
  •                        Algunos creen que es una fiesta cristianizada del paganismo, ya que en la antigua Roma se realizaba la adoración al dios del amor, cuyo nombre griego era Eros y a quien los romanos llamaban Cupido. En esta celebración se pedían los favores del dios a través de regalos u ofrendas para conseguir así encontrar al enamorado ideal.
  •                        También, y hace muchos siglos, fue tradicional en Inglaterra la "fiesta de los valentinus", donde se elegían a hombres y a mujeres para que formaran pareja. Muchas de estas parejas se convertían en marido y mujer y conseguían la felicidad de pareja que se espera encontrar y consolidar el Día de San Valentín.
  •                        Otras fuentes centran el origen de la historia de San Valentín en la Roma del siglo III, (a mi parecer es la historia más bonita) época en la que el cristianismo era perseguido. En este periodo también se prohibía el matrimonio entre los soldados ya que se creía que los hombres solteros rendían más en el campo de batalla que los hombres casados porque no estaban emocionalmente ligados a sus familias. Es en estas circunstancias cuando surge la figura de San Valentín, un sacerdote cristiano que ante tal injusticia decide casar a las parejas bajo el ritual cristiano a escondidas de los ojos romanos. San Valentín fue encarcelado por este motivo y ejecutado un 14 de febrero. Mientras estuvo encerrado, su carcelero le pidió que diera clases a su hija Julia. A base de lecciones y horas juntos, Valentín se enamoró de la muchacha. La víspera de su ejecución, envió una nota de despedida a la chica en la que firmó con las palabras "de tu Valentín", de ahí el origen de las cartas de amor y poemas que se envían los enamorados en la actualidad.
  •                        La historia de San Valentín hubiera quedado ahí si no fuera porque dos siglos más tarde la Iglesia católica la recuperó. Por aquel entonces era tradición entre los adolescentes practicar una curiosa fiesta pagana derivada de los ritos en honor del dios Lupercus, dios de la fertilidad que se celebraba el día 15 de febrero. Era un sorteo mediante el cual cada chico escogía el nombre de una joven que se convertiría en su compañera de diversión durante un año. La Santa Sede quiso acabar con esta celebración pagana y canonizó a San Valentín como patrón de los enamorados.
El cuerpo de San Valentín se conserva actualmente en la Basílica de su mismo nombre que está situada en la ciudad italiana de Terni. Cada 14 de febrero se celebra en este templo un acto de compromiso por parte de diferentes parejas que quieren unirse en matrimonio al año siguiente. 
Sea como fuese, San Valentín se ha convertido en el patrón de todos los enamorados y de todas aquellas personas que quieren tener una pareja. Los comerciantes se han hecho eco de esta festividad y la han convertido en un día perfecto para aumentar las ventas.